4 Razones por las que debes calentar

¿Cuántas veces habré escuchado "yo paso de calentar"?


Calentar es mucho más que esa parte del entrenamiento en la que el entrenador te permite ponerte al día de los últimos cotilleos con tus amiguis.


Calentar es el proceso que te permite poder realizar la parte principal de tu entrenamiento con tu máximo potencial, físico y mental. Además de alejarte estrepitosamente de lesiones que te apartarían durante días (sino meses) del ejercicio.


¿Por qué es tan importante?


1. Aumenta el Riego Sanguíneo

Llega más Oxígeno al músculo

Más nutrientes

Optimiza la reutilización de energía y la eliminación de toxinas producidas por el entrenamiento. Vas a ser más eficaz con el intercambio de gases







2. Aumenta la Frecuencia Respiratoria


Llega +Oxígeno al músculo

+ Energía para realizar el ejercicio

Más eficacia con el intercambio de gases

Eliminación de más toxinas volátiles











3. Mejora la relación neuro-muscular (cerebro-músculo)


Mejor coordinación entre músculos distintos

Mejor coordinación entre fibras del mismo músculo

Vamos, que te vas a ser más ágil.







4. Preparación Mental


Te prepara para un esfuerzo mayor

Te desbloquea y te permite realizar la parte principal estando ya centrada en el ejercicio





Todo ello va a ayudarte a que cuando empieces con la parte principal, todos tus músculos estarán bien oxigenados, nutridos, preparados para eliminar los deshechos del ejercicio y tu mente estará lista para enviar las señales adecuadas a los músculos, así como para reaccionar de forma óptima a cualquier estímulo.



¿Sigues pensando que el calentamiento no es importante?

¿Quieres saber cómo planificar un buen calentamiento?


Te lo cuento en el próximo artículo

0 vistas