Una nueva vida te espera

En muchísimas ocasiones he escuchado a mujeres lamentarse de no tener tiempo suficiente para realizar ejercicio, pero tienen la necesidad de permitírselo porque quieren sentirse más fuertes, energéticas y sanas.


Justo el jueves pasado, en un evento de show cooking que hizo mi pareja, mujeres aprovecharon para acercarse y expresarme su necesidad de empezar a realizar ejercicio, aunque no sabían ni cómo ni cuándo introducir sus rutinas, y ya no hablemos de los ejercicios a realizar.



Te traigo buenas noticias, y es que es mucho más fácil de lo que te imaginas. Eso sí, tendrás que reorganizar tus horarios diarios.


Te quiero dar algunos consejos para que puedas empezar y que, además, te sientas capaz de mantenerlo a largo plazo.


1. Decide cuáles son tus prioridades



Analiza cuál es tu deseo intrínseco, aquello por lo que tu corazoncito late más fuerte. Escúchalo olvidándote de lo que diría la sociedad. Si este deseo es hacer ejercicio, analiza porqué quieres hacer ejercicio, busca el objetivo último y ve a por ello.

Sabes que si necesitas ayuda para arrancar, tienes a profesionales como yo que te podemos ayudar a elegir cómo, cuándo y qué ejercicios elegir según tu estado de forma.

2. Haz una criba de tus rutinas.


Exacto. Analiza tu día a día, elige qué rutinas te alejan de tu Deseo y clasifícalas en “deber” o “innecesarias”.

Por ejemplo: una de tus rutinas para descansar es la de pasarte 1h al día mirando redes sociales, televisor, etc. Como puedes imaginarte, esta rutina te aleja abismalmente de tu intención de estar más activa y en forma. Es un hábito del que puedes prescindir y que te va a regalar una hora al día para realizar otra rutina que te acerque más a tu Objetivo Intrínseco Final. Directas a la lista de rutinas innecesarias.

Por supuesto, hay rutinas que te alejan de tu objetivo pero que no son eliminables. Éstas irán a la lista de deber.


3. Elige los nuevos hábitos


Analiza qué nuevos hábitos crees que deberías introducir para acercarte a tu nueva vida deseada. Muy importante: tienen que ser alcanzables y agradables para ti.


4. Crea un nuevo horario



Un nuevo horario en tu vida en el que ya hayas eliminado las acciones diarias innecesarias que te alejan de tu objetivo y en el que incluyas aquellas nuevas rutinas que te acercan a tu Estilo de Vida Ideal.




5. Aplícalo


Ponlo en práctica por un período de tiempo de entre 15 y 45 días mínimo, para automatizar las acciones y que deje de ser un agobio para tu cerebro el hecho de empezar dichas actividades.


Si necesitas ayuda para organizarte, planificar tu entrenamiento o reorganizarlo para darle un empujón a tu estado de forma, escríbeme desde cualquiera de mis redes sociales, estaré encantada de ayudarte.


20 vistas